1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
Domingo, 30 de Abril del 2017
| 4:58 am
Ultimas Noticias

Síguenos en Las Americas Newspaper Facebook Las Americas Newspaper Twitter Las Americas Newspaper Google Plus

Fin de la Democracia

Por: Augusto del Castill Mercier

Hemos escuchado las últimas declaraciones del Presidente y Vicepresidente de Bolivia, afirmando y ratificando su derecho constitucional para presentarse a una segunda re-elección para un tercer periodo de Gobierno, ofreciendo argumentos atrabiliarios para justificar su decisión, haciendo innecesaria la existencia misma del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), así como la innecesaria vigencia, respeto y cumplimiento de la Constitución Política del Estado (CPE). 

Con esta actitud el Presidente Evo Morales Ayma y el Vicepresidente Alvaro García Linera, se han puesto por encima de los intereses del país y del bien común, al ser ellos los únicos que tienen la verdad, y ser los únicos que lo saben todo, pues la institucionalidad, la jurisprudencia y la democracia, solo sirven para darle un barniz de legalidad y de democracia a lo que ellos han decidido hacer, de manera arbitraria, autoritaria e ilegal.

El retroceso democrático y la tendencia de perpetuidad que refleja el MAS a la cabeza del Presidente Evo Morales, nos introduce a un escenario de consolidación hegemónica de características arbitrarias y autoritarias, donde la mentira se constituye en el mejor instrumento para hacer campaña política, para descalificar y anular al adversario político, para destruir la institucionalidad republicana de Bolivia y para perpetuarse en el ejercicio del poder político y económico del país; siempre guiados bajo la lógica amigo-enemigo donde el que no apoya está en contra y por tanto debe de ser reprimido de alguna manera.

Los bolivianos hemos aprobado mediante referendo, la vigencia de la actual CPE, la cual es una Constitución de carácter repúblicano, que ofrece una organización del país bajo los principios republicanos y democráticos, y mantiene el nombre del país como REPUBLICA DE BOLIVIA. El Gobierno del MAS, fiel a su conducta de mentir al país, dicta el Decreto Supremo (DS) No 0048 de 18 de Marzo de 2009, cambiando el nombre de nuestra patria de REPUBLICA DE BOLIVIA a ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA, justificando este cambio de nombre en los Art. 1 y 98 de la CPE vigente.

El concepto “se constituye” del Art. 1 y “constituye” del Art. 98, de acuerdo al diccionario de la lengua española, y de acuerdo al diccionario político versión de la antigua Unión Soviétíca, significa “se forma, se organiza, se establece” y “forma, organiza, establece”, en el entendido que existe un país con nombre legítimo, sobre el cual se aplicará lo establecido en la CPE de referencia. De ninguna manera modifica el nombre del país.

El nombre de un país existente por mas 187 años, es un asunto de Política de Estado, que involucra la voluntad y la identidad de todos los habitantes de dicho país. El Gobierno del MAS ha mentido al país sosteniendo que se aprobó el cambio del nombre de la República de Bolivia, cuando se aprobó la vigencia de la actual CPE, y ha violado los derechos de los bolivianos y ha violado la CPE, incurriendo en delito de lesa patria, al afectar la esencia misma de la identidad boliviana, de la institucionalidad republicana y de la existencia del país.

Si para organizar un Estado boliviano de características Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomía, el Gobierno del MAS ve conveniente diseñar una nueva estructura de los poderes del Estado, ve por conveniente cambiarle el nombre a las instituciones, ve por conveniente crear nuevos ministerios o cambiarle el nombre a los ya existentes, así como cambiarle el nombre a los cargos jerárquicos de la administración pública, está en todo su derecho y legalmente habilitado para hacerlo. Pero el cambio de nombre del país, no está entre sus atribuciones o facultades.

El nombre de un país, al ser un asunto de Política de Estado, solo puede ser modificado Constitucionalmente, siguiendo el procedimiento establecido en la CPE. El Gobierno del MAS, por intermedio del Presidente y Vicepresidente, le mienten nuevamente al país, al afirmar que la CPE en vigencia, los habilita legalmente para una segunda re elección, para ejercer un tercer periodo de Gobierno.

Al respecto, basta ver el Art. 168 y las Disposiciones Transitorias Numeral II referidos a la re-elección; así como el Art. 11, el Art. 339 Numeral I y Disposiciones Transitorias Numeral I de la CPE, referidos a la ratificación y vigencia de la República de Bolivia y su institucionalidad republicana, y por ende, la inexistencia de un nuevo Estado Plurinacional de Bolivia, que utilizan como justificación para presentarse a una segunda re-elección.

Por otra parte, la sociedad quechua – aymara, tiene como norma obligatoria de su funcionamiento administrativo ancestral, la permanente renovación de dirigentes y autoridades, que constituye un principio básico de la democracia y de la institucionalidad republicana. Por lo tanto el Presidente y Vicepresidente de Bolivia, están violando la tradición ancestral de renovación de autoridades y están traicionando a la sociedad quechua – aymara que confió en ellos al apoyarlos para que gobiernen el país en dos periodos consecutivos, cumpliendo los principios establecidos en la CPE, y que ahora ya no quieren dar paso a la renovación.

El hecho de que el Presidente Evo Morales Ayma y el Vicepresidente Alvaro García Linera, hayan sido quienes personalmente han hecho conocer al país su decisión de presentarse como candidatos a las elecciones generales del próximo Diciembre de 2014, nos muestra a los bolivianos, los siguientes aspectos: a.- El Gobierno se quitó formalmente la máscara democrática, que pretendía conservar aun.

Ya no la necesita. b.- Las dos máximas autoridades de nuestro país, han decidido perpetuarse en el ejercicio del Poder, utilizando cualquier artilugio legal o ilegal, democrático o no democrático, institucional o no institucional, siempre que les sirva como argumento para justificar su prórroga en el Gobierno. c.- Con estas dos decisiones tomadas por el Gobierno del MAS, me refiero al cambio de nombre del país y a segunda re-elección, están demostrando el ningún valor que le dan a la CPE, al TCP y a la democracia; están diciéndonos en nuestra cara que no cumplirán ni respetarán a CPE, no respetarán los principios democráticos, ni nada que les signifique alguna obligación que implique el mas mínimo riesgo a su decisión de perpetuarse en el Poder.

En resumen, están demostrando el desprecio que tienen hacia el pueblo boliviano. Por tanto, los bolivianos debemos movilizarnos para frenar estas ambiciones desmedidas de poder y de destrucción de nuestra querida República de Bolivia. Debemos exigir al Gobierno del MAS, respetar y cumplir la CPE y las leyes del país, respetar y cumplir las normas y procedimientos democráticos, gracias a los cuales están en el poder.

 

Las Últimas Noticias

Los Más Vistos de la Semana