1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer
Domingo, 30 de Abril del 2017
| 5:00 am
Ultimas Noticias

Síguenos en Las Americas Newspaper Facebook Las Americas Newspaper Twitter Las Americas Newspaper Google Plus

España, aparta de mí este cáliz

 Por: Ruddy Orellana V.

(...) Si la madre España cae - digo, es un decir - salid, niños del mundo; id a buscarla!...

Este maravilloso fragmento pertenece al poemario escrito por el gran vate peruano César Vallejo como una dolorosa declaración a la oscura Guerra Civil Española que desangró a la península desde 1936. A la luz de este poemario, podríamos armar muchas figuras grotescas de los hechos históricos aciagos que envolvieron y vienen envolviendo a la Madre Patria.

Durante y el post franquismo, España estuvo sumida en un luto social, económico y cultural. Una suerte de recogimiento histórico que hizo crepitar los corazones de los españoles y, por supuesto, de los países herederos de ese cultura. De esto sabe buena parte de Latinoamérica que tuvo el coraje y la solidaridad de abrir sus puertas a los que decidieron abandonar España. Ciertamente la monarquía española también tuvo su cuota importante para abrir espacios de libertad, también, por supuesto, una línea delgada llena de cuestionamientos que fue introduciéndose suavecito en la llaga real.

Ha corrido mucho agua bajo el puente de la transición política y económica. España supo reinventarse y construirse a sí misma, los españoles supieron que el franquismo estaría clavado en sus corazones para siempre, la dictadura y el sinsentido de un gobierno corrupto y nefasto hicieron que las palabras democracia y transparencia se convirtieran en oro para ser pulido eternamente.

(…) “Niños del mundo, está la madre España con su vientre a cuestas; está nuestra madre con sus férulas, está madre y maestra, cruz y madera, porque os dio la altura, vértigo y división y suma, niños; está con ella, padres procesales!”(…)

Puliendo y puliendo el deseo de ser transparente y próspero. España parece estar nuevamente con su “vientre a cuestas”, no carente de libertad ni mucho menos, sino abrazada por una de sus crisis políticas, sociales y económicas más lacerantes de los últimos tiempos.

¿Qué pasó? Se preguntan los analistas y los mismos españoles, pero si todo parecía marchar muy bien. Todo comenzó con los rescates económicos a países de la Unión Europea que atravesaban por complicados problemas de dinero, entre ellos España. Recesión y desgastes financiero, políticas mal llevadas y amotinamientos sociales que le plantaron cara al sistema y a un Gobierno que removía la olla de las pestes de las que pronto saldrían sapos y culebras, culebrones, también.

Le siguió el tropiezo Real e increíble que hasta la fecha no logra conseguir su anclaje en aguas tranquilas. Su Majestad el Rey Juan Carlos se vio enredado en su propia telaraña.

Mientras la Reina Sofía se encontraba en Grecia celebrando la Pascua Ortodoxa, el Rey estaba en Botswana cazando elefantes, sin importarle en lo más mínimo la profunda depresión y rechazo que causaría a los defensores de animales y a los habitantes de este planeta. Todo pudo haber transcurrido en relativa paz de no haber sido por la fractura de cadera que sufrió SM en pleno safari y que posteriormente tuvo que ser operado de emergencia. Entonces la noticia corrió como pólvora.

Un “deja vu” parece regresar sobre la corona. Para el Rey, los accidentes con armas no son nuevos, recordemos que en su juventud un hecho aciago marcó su existencia de por vida, la muerte de su hermano Alfonso, el primero en la sucesión a la corona, luego de un disparo accidental de un revolver que el joven Juan Carlos manejaba mientras jugaban con su hermano Alfonso. Llovió sobre mojado, a la par de esta polémica cacería se sumaba (y aún se suma) el rumor de una posible infidelidad del Rey. La interfecta podría ser la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein quien, a decir de las lenguas más afiladas, tiene una relación muy intima con el Rey.

No te rajes Rajoy, diría el mariachi. Y la lluvia sigue mojando sin medida ni clemencia al Gobierno de Mariano Rajoy. El tsunami de la corrupción ahogó las pocas esperanzas que los españoles tenían en el líder del Partido Popular.

José Luis Peñas se llama el verdugo, este exconcejal del PP se encargó de destapar la caja reluciente de artimañas y corrupción por mayor. Peñas, asegura que el partido del actual Presidente de España “toleró desde el principio la corrupción”. Se habla de sobresueldos y de dineros negros que recibieron los dirigentes del partido, incluyendo al presidente del Gobierno. Otra joyita, el caso Luis Bárcenas y sus 22 millones ocultos en Suiza. O si usted prefiere el escándalo de corrupción del yerno de SM, el resuelto y locuaz, Iñaki Urdangarin.

En fin, España en su peor momento, o mejor con el vientre a cuestas. Para rematar, mientras se entregaban los premios Goya, una pareja de actores filmaba clandestinamente una peli porno en los baños, parodiando una crisis sin aparente solución. ¡Alabado seas Buñuel!

 

Las Últimas Noticias

Los Más Vistos de la Semana